EXHORTAN AL ISSSTE Y SEGE A FIRMAR CONVENIOS, PARA PONER EN MARCHA PROGRAMAS.

El Congreso del Estado aprobó un Punto de Acuerdo para exhortar a los titulares del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y de la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE), para que pongan en marcha el servicio de “Aula Hospitalaria” y “Atención Domiciliaria” a sus derechohabientes que requieran el servicio de educación.

La diputada Martha Barajas García, promovente del Punto de Acuerdo, explicó que las personas hospitalizadas, tienen el mismo derecho que todos, para recibir una educación pública, por lo que el artículo 35 de la Ley General de Educación, instituye la educación especial, con el fin de buscar la equidad y la inclusión; misma que debe brindar servicios a toda la educación obligatoria.

En San Luis Potosí, la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado, a través de la jefatura del Departamento de Educación Especial, brinda el servicio de aulas hospitalarias, para que las personas que padecen enfermedades que les obligan a estar por etapas prolongadas en las Clínicas, no se vean imposibilitados a continuar a concluir su tratamiento, a regresar al sistema educativo regular.

La SEGE atendió en el ciclo escolar 2018-2019, un total de 2,425 pacientes de educación nivel básica, 299 de educación inicial y 160 de educación media superior; ahora si se logra conjuntar esfuerzos con el ISSSTE, lograremos ampliar la política preventiva, aumentando el número de beneficiarios.

En este sentido, el presente punto de acuerdo, busca que está Soberanía exhorte al ISSSTE, para que firme un convenio de colaboración con la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado, para que los derechohabientes que se encuentran hospitalizados, puedan recibir el servicio educativo; pero, por otro lado, se exhorta a la SEGE, para que fortalezca el servicio, para brindar la atención a los derechohabientes del ISSSTE.

Así como se exhorta a la SEGE, para que fortalezca el servicio, es propicio hacer lo propio con el sector salud del Estado y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para que conserven los recursos materiales y humanos que han destinado al programa de aulas hospitalarias; toda vez que su reducción podría traducirse en una deficiencia en el servicio.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *