SE DEBEN ACATAR LAS MEDIDAS SANITARIAS PARA LA NUEVA NORMALIDAD, SIN IMPORTAR EL ESTADO DEL SEMÁFORO EN CADA LOCALIDAD.

El doctor Gad Gamed Zavala Cruz, profesor titular de propedéutica médica de la Facultad de Medicina de la UASLP y Vicepresidente de la Federación Mexicana de Especialistas y Residentes en Medicina Familiar, habló sobre el incremento del riesgo de contraer Covid-19 al no acatar medidas sanitarias durante el regreso a la nueva normalidad.

“El Covid-19 dio a la sociedad otro tipo de contexto y lo seguirá haciendo durante la post pandemia. El hecho de lavarnos las manos de manera frecuente y hacerlo con las indicaciones que ya todos sabemos, son cosas que pueden disminuir los riesgos de contraer el virus”.

Dijo que se hizo un estudio mundial de las medidas preventivas para todas las personas, en donde resaltó el uso de cubrebocas, “estamos hablando del cubrebocas triple capa, y el no utilizarlo al acudir, por ejemplo,  a un centro comercial puede aumentar en un 14.3 veces el riesgo de contraer el virus, y no solo eso, ese porcentaje se potencia si interactuamos con una persona”.

Comentó además sobre la llamada Sana Distancia, a grosso modo y a nivel mundial se establece a 1.8 metros de la otra persona, “el no respetarla, nos representa una probabilidad de 10.2% de infectarnos. El famoso lavado de manos es otra medida preventiva muy valiosa, recordemos que son dos tipos de lavado; con alcohol en gel al 70 por ciento y el lavado con agua y jabón. Obviamente, el de agua con jabón es más efectivo y que solo con ese lavado se elimina 4 veces más el virus de nuestras propias manos, que al no hacerlo”.

Y añadió: “Recordar que entre más cosas tengamos acumuladas en el nuestros lugares habituales como el hogar o centro de trabajo, se genera un efecto llamado Fomite, que es toda sustancia inerte, no viva, que naturalmente puede transferir el virus. Por ejemplo, una bolsa de plástico, un pedazo de metal, una pluma, lo que sea, que puede generar el traslado del virus de un lugar a otro”.

Finalmente, el doctor Gad Gamed Zavala Cruz, indicó que el uso del cubrebocas N-95 se recomienda para un equipo de protección para el profesional de la salud que se encuentra frente a un paciente que pudiera cumplir criterios para sospechar de Covid-19, y realmente no representa mucha diferencia con un cubrebocas normal.

“Aquí lo más importante es el uso de cubrebocas a donde vayamos, que nos protege de una infección en un 14.3 por ciento, así como el mantener la sana distancia y el lavado de manos”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *