LOS SALPICONES Y LAS CULPAS DEL CRECIMIENTO DE LA PANDEMIA.

¿NO HAY CULPABLES EN EL CRECIMIENTO DE LA PANDEMIA?.- Para buena parte de la gente Potosina, la diversidad de versiones sobre el COVID-19 sirven para justificar, la incredulidad en el mismo, pero eso si las culpas de las muertes y contagios, se le cargan al Gobierno del Estado y la Secretaría de Salud, la indiferencia, necedad e ignorancia de la gente, no han permitido entender, que desde un principio del problema el Gobierno y el Sector Salud abordaron el problema de inmediato, aplicaron las medidas necesarias para enfrentar un problema mundial, generado por un virus, surgido en China, supuestamente de murciélagos, un platillo de la gastronomía Oriental, como sea que haya sido, el virus comenzó a dispersarse por todo el mundo, causando verdaderos estragos mortales y de salud, en Paises de Asia, Europa, Africa, Alaska, América y México parte de América y San Luis parte de México y aquí tenemos un grave problema, precisamente por la actitud de la gente, reacia a aceptar la existencia del virus y del problema, desde el inicio del mismo en nuestro Estado, las Autoridades dieron la primera recomendación, la sana distancia, el lavado constante de manos, el no tocarnos la cara, el uso de gel con alcohol en nuestro andar por la ciudad, en los puntos a donde fuéramos a realizar alguna actividad.

LAS ETAPAS MARCADAS POR LAS AUTORIDADES.- En la primera etapa, el Sector Salud puso en claro, que se trataba de un nuevo virus, para el que no existe hasta ahora vacuna, los casos de infectados comenzaron a avanzar poco a poco, en tanto que la sociedad, repetía una y otra vez lo arriba señalado, negar la existencia del virus, culpar al Sector Salud de inventar muertes relacionadas con la enfermedad, la segunda etapa con niveles más elevados de contagio y por tanto de ocupación hospitalaria, mientras los esfuerzos continuaban por parte del Sector Salud, el desorden y la desobediencia de la gente, iban en aumento y por consecuencia, el virus avanzando, al principio de guardar la distancia, se comenzó a recomendar la permanencia en casa, para reducir lo más posible el avance del COVID-19, la desobediencia se impuso nuevamente, la gente no atendía la sana distancia, muchos establecimientos pasando por alto las recomendaciones de Salud, continuaba haciendo eventos, llenando las plazas públicas, saliendo de forma irresponsable, a pesar de que muchos de ellos, trabajadores de Gobierno, Educación, Empresas, que buscaban con la cuarentena, salir rápido del problema, pasamos a la tercera etapa.

EL DESORDEN EN TODO SU APOGEO.- De veras que somos curiosos los humanos, durante la cuarentena, es cierto, brotaron serios problemas sobre todo de carácter económico, despidos de trabajadores, los reclamos no se hicieron esperar, la desesperación de la gente crecía y crecía, en la tercera etapa se reiniciaron varias actividades, las empresas del sector automotríz fueron las primeras en iniciar, una reapertura escalonada, las autoridades desde el nivel Federal, decisión que aceptó el Estado permitiendo poco a poco, la reapertura de actividades, lo más increíble de todo esto, es el desorden, la gente no entiende, pero lo peor de todo, que los costos más severos de la pandemia, están centrados en lo económico, la salud y lo laboral, el colmo de la necedad, en todo esto, es que la gente sigue igual, desacatando las recomendaciones de las autoridades, pero los dueños de los negocios que apenas han comenzado a abrir, no exigen a las personas el uso de cubre bocas, todo por buscar una recuperación económica pronta, sin tener en cuenta que el riesgo de que las cosas vuelvan atrás y un nuevo cierre de actividades, llegue a sumar nuevas condiciones de tipo económico en caída y quizá nuevos despidos de trabajadores y resultará peor el remedio que la enfermedad, uno de los sectores más desobedientes y de mayor riesgo de contagio, el transporte público, no refleja ninguna mejora en los cuidados sanitarios, a pesar del compromiso del Secretario de Comunicaciones y Transportes Estatal, Fernando Chávez Méndez recientemente expresadas, después de superar el contagio del COVID-19, de actuar con más firmeza en la obligación del uso de tapa bocas, primero de los choferes y usuarios, igual la postura del Alcalde Xavier Nava, que anuncia con bombos y platillos, que va a actuar para exigir el uso de tapa bocas, pero parece que solo es parte de su campaña política.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *