LOS SALPICONES Y LO QUE ALGUNOS LEGISLADORES NO ENTIENDEN.

LA EXPLICACIÓN DEL SECRETARIO DE FINANZAS.- Es clara y fácil de entender y asimilar, la estimación de la caída de los ingresos del Estado por 572 millones de pesos, al cierre del 2020, no está sacada de un escenario alarmista ni pesimista, si se considera que las restricciones en la recaudación por el pago de impuestos, registrada al mes de Mayo es de 541 millones de pesos, agregado a que las proyecciones más recientes del Fondo Monetario Internacional, coloca a la economía Mexicana, como la tercera más afectada a Nivel mundial, con una contracción anual del PIB, de -10.5% lo que sin duda alguna, habrá de afectar la recaudación de impuestos, lo que está ligado al dinamismo de la actividad económica, como el caso del Impuesto sobre la Nómina y el Impuesto sobre Hospedaje, disminuidos notoriamente, por los efectos de la pandemia, de ahí la iniciativa de reestructurar la deuda pública, ante el apremio económico que ha ocasionado la presencia del virus mortal, en todo el mundo, la extrañeza que ha causado el rechazo del Congreso del Estado, ante la situación de emergencia, no se entiende sobre todo cuando se argumenta, que la explicación del Secretario de Finanzas no satisfizo a los legisladores, cuando el trámite fue ampliamente explicado a diversos sectores de la sociedad Potosina y de manera especial a los señores y señoras diputados, en una reunión sostenida con las comisiones unidas de Gobernación y de Hacienda del Congreso local, en la que se insistió de manera repetida y con claridad, que no se trataba de contratar deuda ni de incrementar el saldo de la deuda existente, de cierto obtener un período de gracia de 15 meses, para permitir un ahorro estimado de 502 millones de pesos, del mes de Julio de este 2020, al mes de Septiembre del 2021, para amortiguar el impacto de la caída de los ingresos locales.

LA “RAZÓN” PRINCIPAL PARA RECHAZAR LA REESTRUCTURACIÓN.- El grito en el cielo, “Se va a Heredar a las siguientes administraciones una gran deuda”, sin embargo la misma Secretaría de Finanzas explicó, que se esperaba generar beneficios de manera que las siguientes administraciones Estatales, redujeran en un 10 por ciento mensual, el saldo de la deuda a pagar, por concepto de amortizaciones e intereses, lo que significaría además Capitalizar el buen manejo de las Finanzas públicas, sostenido por el actual Gobierno desde sus inicios, buen manejo que ha contado con el aval de diversas agencias calificadoras y la misma SHCP, a través de su sistema de Alertas, la iniciativa presentada por el Gobierno Estatal, es comparable a las reestructuras realizadas recientemente, por el Gobierno Federal para mejorar su liquidez, sustituyendo las obligaciones de pago, en 2020 y 2022, por vencimientos en el 2023 y 2050, para mejorar las condiciones de los financiamientos, en concreto la negativa a la iniciativa, afectará no solamente la capacidad del Gobierno, para atender los efectos sanitarios y económicos de la pandemia por el COVID-19, sino además la continuidad de las metas, programas y presupuestos por sector, aprobados por el propio Congreso del Estado para el año vigente.

EN LA DECISIÓN DE LOS CONGRESISTAS PREVALECIÓ EL INTERÉS POLÍTICO.- En la entrega anterior de “Los Salpicones”, se hizo mención de los pueriles argumentos esgrimidos por los legisladores del PAN, las legisladoras de MORENA y lo que no causa extrañeza, el legislador del VERDE, partido señalado como el más corrupto del País, desde sus origenes, el párrafo anterior contiene una pequeña parte de lo que el Secretario de Finanzas, les explicó a los diputados, los del PAN ya llevaban línea de su dirigencia Estatal, de rechazar la iniciativa, el caso es que los diputados de la Comisión de Hacienda, de entrada manifestaron que no se les había explicado con claridad, en que consistía la reestructuración, creo que no se requiere ser especialista en el tema, para decir que la explicación no fue suficiente, Ricardo Villarreal, Antonio Zapata, Consuelo Carmona, Marite Hernández y Edgardo Hernández, una y otra vez durante la reunión de la Comisión de Hacienda, repetían que no había claridad en la iniciativa, que la reestructuración millonaria se prestaba para malos manejos y corrupción, Ricardo Villarreal dió su veredicto a los señalamientos en contra de la Secretaria de Salud, la doctora Mónica Rangel, al asumir que ese caso de corrupción era razón de más para que él votara en contra, como lo hizo, ninguno de los legisladores cayó en la cuenta, de que con sus juicios anticipados, al suponer la comisión de corrupción si se le aprobaba al Gobierno la iniciativa, estaban desacreditando al órgano superior, responsable de determinar con absoluta calidad moral, cuando existen sospechas de corrupción, pero de un plumazo los legisladores de la comisión de Hacienda, hicieron a un lado a la Auditoría Superior y como poder supremo, a su juicio, se arrogaron atribuciones que no les corresponden, emitieron juicios anticipados, todo en un afán de politiquería barata, la situación mundial no se arregla en San Luis, con puntos de acuerdo emitidos desde el Congreso, exigiendo desde el escritorio, esfuerzos que ya se están cumpliendo sin necesidad de puntos de acuerdo, que solo sirven para satisfacer egos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *