LOS SALPICONES Y LO QUE LA PANDEMIA PONE AL DESCUBIERTO.

A RAS DE LA VIDA, LO MEJOR Y PEOR DE LAS PERSONAS.- Entre las muchas sorpresas buenas y malas que ha traído consigo la pandemia, no se puede dejar de reconocer el trabajo de las autoridades, en organizar las estrategias para enfrentar el problema, por desgracia desde el inicio surgió la reticencia por parte de quienes no aceptaban la realidad, del riesgo que representa el virus, esa actitud nos ha dejado una enorme enseñanza, por desgracia aprendida hasta experimentar en carne propia o de algún familiar cercano y querido la afectación de la enfermedad, en las dos semanas anteriores, más esta que va corriendo, la cantidad de afectados se ha disparado a cifras que se acercan en algunos días a los 500 casos nuevos, parte de la población en todo el Estado ha comenzado a reaccionar y está accediendo al uso de cubre bocas, aún así, la parte de la gente que continúa en actitud negativa, representa un riesgo latente que deriva en nuevos casos, las reiteradas explicaciones que la Doctora Mónica Rangel externa día a día en las ruedas de prensa, son claras y contundentes, el Virus no se va a ir, una vacuna a pesar de la lucha que sostienen varios Países, entre Rusia, La India, el Reino Unido y los Estados Unidos, no se logrará en este año, mientras llega esa vacuna, solo nos queda extremar precauciones como se nos recomienda, si vamos a salir de casa, hay que cuidarnos, cubre bocas, gel y lavado de manos.

A FLOTE LA MEZQUINDAD HUMANA, BASTAN DOS BOTONES DE MUESTRA.- La suspensión de actividades al decretarse la cuarentena desde la segunda quincena de Abril, provocó el despido de miles de empleados, aún así se manifestó el lado noble de muchos Empresarios de grandes, medianas y pequeñas compañías, que sostuvieron de pié la seguridad de sus trabajadores, cubriendo sus salarios completos y en algunos casos la mitad, en contraste se registraron situaciones como la habida en un céntrico restaurante, en donde varias personas de servicio fueron despedidas, con el argumento de que la edad no les ayudaba, con todo y los salarios de miseria que recibían las trabajadoras y algunos trabajadores, los dueños del lugar se negaban a pagar lo que la ley dispone y al parecer finalmente las personas cesadas lograron que se les pagara, quizá no lo que les correspondía, pero tampoco las migajas que pretendían los dueños, lo que demuestra que la miseria está muchas veces en los bienes y fortuna que se posee, mientras que la honestidad y riqueza moral, se manifiesta en la gente noble y trabajadora que deja parte de su vida en los centros de pésimos empleadores, que además de quitarles el trabajo escatiman con voracidad toda compensación posible.

CUANDO LO LEGAL TIENE VISOS DE INJUSTICIA.- La paralización de actividades afectó a la pequeña Empresa, de forma arrasadora, la falta de ingresos se sumó a la falta de capacidad para pagar rentas de inmuebles, que en algunos casos los dueños de ellos recurrieron a interponer denuncias legales, sin dar oportunidad de acuerdos con los deudores, a pesar de la buena disposición de estos, para arreglar el asunto, así ocurrió con el despacho representado por los abogados Isaac Enrique N., Gerardo Jahir N., y Juan Luis N., aunque a decir del afectado se había dado un acuerdo de palabra, que la parte contraria no aceptó y no sólo eso, sino que como verdaderos maleantes saquearon el lugar en litigio, cargando con todo el equipo de trabajo, muebles y objetos de valor, que los zopilotes carroñeros que los voraces abogados respaldaron en un documento totalmente ilegible que entregaron al afectado, en el que se suponía estaban contenidos todos los efectos sustraídos, ya sabemos como se las gastan algunos de estos profesionistas, es verdad que había retraso en el pago de la renta del lugar, pero no había indisposición para cubrir el adeudo, además de que se había llegado a un acuerdo de palabra, que la otra parte rompió y procedió al embargo, a su modo particular y sin recato alguno sin establecer a cuanto ascendía lo sustraído, así las cosas en la pandemia ya habrá oportunidad de seguir la huella del caso, por lo pronto ahí queda la actuación de estos zopilotes.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *