LOS SALPICONES Y LO QUE VENDRÁ DESPUÉS.

DE LAS PEORES EXPERIENCIAS, SURGEN GRANDES ENSEÑANZAS.- Cuando todo va bien en la vida, sobre todo cuando no existe en el ambiente, un virus al asecho para contagiar al que se atraviese en su camino, entonces se cae presa de la despreocupación, que es lo que nos ha pasado desde que el ser humanos se organizó en grupos para sobrevivir, echamos mano de malas costumbres, a partir de que entramos en una supuesta modernización, con drenajes en las casas para conducir los deshechos a sitios alejados de las manchas urbanas, pero sin preocuparnos ni interesarnos, por resolver problemas posteriores, cuando esos sitios alejados se saturaran de desechos, igual la basura los servicios municipales se encargan de concentrarla en sitios, en los que se va acumulando y cuando no cabe más basura, simplemente se cambia el lugar, por cierto mucha de esa basura tirada a cielo abierto, se dispersa y llega a fuentes de agua, que la trasladan al mar, causando daños al ecosistema, flora y fauna, pero de eso ni nos preocupamos, somos los reyes de la creación y el mundo nos pertenece.

BUENO ESO CREÍAMOS HASTA HACE POCO.- El Planeta Tierra tiene vida y se ha manifestado, todo el cúmulo de daños que le hemos causado al correr del tiempo, ha provocado una reacción de esta que es nuestra gran casa, enferma de tanta contaminación provocada por el virus mas peligroso y visible sobre la tierra, el ser humano, no se sabe como, pero el caso es que nuestro Planeta desesperado se confabuló de alguna manera con un ser microscópico, pero con un potencial de exterminio que mantiene a todo el mundo de cabeza, apoyado por huestes de necios cabeza hueca, que niegan su existencia, creando además desconcierto y desinformación entre la gente, con absurdos argumentos, que van desde culpar a los Gobiernos de cada lugar de inventar ese virus, por razones que solamente la ignorancia y necedad, pueden concebir, pero si dicen que el virus no existe, otros supuestos razonamientos están para revolcarse de risa, en las redes sociales personas que se dicen expertos, invitan a la gente a evitar que utilicen en su frente el aparato para detectar la temperatura corporal de las personas, con el supuesto de que los rayos láser emitidos por el pequeño aparato dañan el cerebro matando millones de neuronas, cada vez que se aplica, pero como se sabe el aparato no emite rayos láser, sino rayos infrarrojos.

VIENEN LAS TEORÍAS DE CEREBROS QUE NO SE HAN USADO.- Corre por ahí un chiste de hace muchos años, a propósito del cerebro del gran Revolucionario Francisco Villa, que supuestamente le fue extraído, para estudiar su capacidad e inteligencia, la narración la ubican en diferentes años, según sea el caso del Presidente de México que haya muerto, al que sus enemigos le guarden rencor, el cuento sigue así, llega un personaje al lugar en donde tienen el cerebro del General Villa y el del Presidente mal recordado, pregunta que cuanto cuesta el cerebro del General Villa y le dicen que cien millones de dólares, cuestiona por el otro cerebro de un X Presidente de México y le dicen que cuesta mil millones de dólares, sorprendido por el alto precio, supone que el dicho cerebro perteneció a un gran personaje, pero le despejan las dudas al señalar que ese cerebro es más caro, porque no está usado, pareciera cosa de risa, pero a raíz del COVID-19 han surgido muchos cerebros que apenas se comienzan a usar, pero desafortunadamente con teorías, absurdas y con una carga fuerte de ignorancia y si no, que me dicen de las antenas G-5, del líquido de las rodillas, de los cientos de especialistas,que surgen como quelites, por la abundancia de esta maravillosa planta, no por conocedores ni verdaderos expertos, que sin empacho alguno emiten, sabedores de que hay miles de cerebros no utilizados, dispuestos a recibir como nutrimento mental, pura ignorancia.

LÓPEZ GATELL ALGUNA VEZ DIJO ALGO CONGRUENTE.- En una entrevista con Denise Mercker el doctor Hugo López Gatell, al responder la pregunta de que cuando habríamos de regresar a la normalidad, dijo que nunca, lo cual generó miles de memes burlandose de esa respuesta, sin embargo es lo mas sensato y real que ha dicho el doctor López Gatell, entre tantas imprecisiones que ha externado, nada más cierto que debemos entender, que nunca vamos a volver a la normalidad, porque si esta experiencia del COVID-19 no nos da capacidad, para entender que cuando podamos salir de nuevo a la vida, no lo podremos hacer igual, sobre todo si no entendemos el mensaje claro que nos han dado los animales deambulando por las calles de grandes ciudades, la limpieza del aire, de los Mares y Rios, al menos los animales están listos para ocupar los espacios, que nuestra irresponsabilidad nos pueden hacer perder.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *